TOMATIS MALLORCA.COM

Estimulación Auditiva Neurosensorial "MÉTODO TOMATIS"

La estimulación auditiva neurosensorial

Revista Athanor: La estimulación auditiva neurosensorial

Fecha: 23/03/2013

La revista Athanor publica en su número de marzo-abril un extenso artículo de Rosó Marcellés, socia directora de Health Managing Group, sobre la estimulación auditiva Método Tomatis.

Os invitamos a descubrir las aplicaciones y los beneficios de este método creado por el Dr. Alfred A. Tomatis

El sonido es necesario para nuestra realización personal, y el oído humano desempeña una función de ‘carga cortical’ (es decir, aumenta el potencial eléctrico del cerebro, y a partir de ahí de todo el cuerpo). 

Para ello, el oído tiene la necesidad de ser estimulado, lo que se dificulta cuando existen distorsiones de la escucha. Dichas distorsiones pueden revertirse.

Los últimos estudios científicos determinan que el oído capta el 90% de los estímulos que nos llegan del exterior. De ahí que sea el órgano sensorial más importante de nuestro cuerpo, responsable de funciones como el equilibrio y la coordinación, la audición, la escucha activa y la dinamización cerebral. 

El oído, tal como estableció el Dr. Alfred A. Tomatis, sirve para algo más que para oír. Oír es una sensación pasiva, involuntaria y no selectiva. 

En cambio, escuchar es la auténtica percepción; es la capacidad de usar el oído a nivel sensorial y motriz de forma atenta con la finalidad de aprender y comunicar sin que ello resulte perturbador a nivel emocional. Sin escucha no hay una comprensión correcta y posterior integración de los mensajes recibidos. 

Como decía el Dr. Tomatis, «la escucha representa para la audición lo que la puntería representa para la vista».

No obstante, la escucha se ve perturbada cuando el cerebro no puede concentrarse en el mensaje auditivo para analizarlo e interpretarlo y ya no puede gestionar satisfactoriamente la emoción que este mensaje puede desencadenar. Entonces hablamos de distorsiones de la escucha, muchas veces provocadas por el estrés sin autocontrol emocional, el ruido y la ansiedad.

No siempre nos damos cuenta de la importancia que tiene ocuparnos de nuestro cerebro. Cuando lo estimulamos enviándole mensajes sensoriales (lo cual tiene lugar sobre todo a través del oído), nos dinamiza y nos relaja. Pero esta estimulación puede ser deficiente cuando el cerebro desencadena un mecanismo de inhibición o protección, debido a un acontecimiento traumático puntual o a la sensación de verse agredido por el entorno. 

Este último puede ser el caso de personas enfrentadas a una reorganización del ritmo de su vida, al aumento de responsabilidades, a la pérdida de referencias, a la presión social…

Se puede ejercer la estimulación auditiva por medio de la música, electrónicamente modulada por un aparato. 

El Dr. Alfred A. Tomatis diseñó un aparato con este fin, llamado oído electrónico. Este dispositivo reproduce el sonido con efecto báscula (gating), permitiendo la integración necesaria de la información acústica. Ayuda al cerebro a recibir mejor esta información, seleccionarla y tratarla.

Puede leer íntegro este contenido (4 páginas de extensión) en el número 98 de la Revista Athanor (marzo - abril 2013).