TOMATIS MALLORCA.COM

Estimulación Auditiva Neurosensorial "MÉTODO TOMATIS"

¿Por qué dejamos de escuchar?

La existencia de problemas auditivos como una escucha afectada en la etapa prenatal o una otitis media recurrente en los primeros años de vida puede dar lugar a disfunciones de aprendizaje y de comunicación, pero no sólo los problemas fisiológicos afectan a la escucha.

También hay un gran componente de caràcter psicológico.

Puede ocurrir que en una etapa temprana de la vida se produzca un rechazo al lenguaje oral.

Los niños en sus edades más tempranas son muy sensibles a los gritos, especialmente de los padres.

Un lenguaje verbal agresivo por parte de los progenitores puede producir un “cierre” del oído que se traduce en la relajación de los músculos del oído medio e impide considerablemente el paso del sonido.

Si la inactividad de estos músculos se prolonga demasiado, pierden su tonicidad y los sonidos serán incorrectamente percibidos y analizados.

Esta reación se traduce en un deterioro del proceso de escucha, que en muchos casos se convierte en crónico.

El Método TOMATIS® trata de solventar estas deficiencias a través de la estimulación auditiva lograda por medio de un aparato electrónico especialmente diseñado para ejercitar la función de escucha, el oído electrónico.

Este mecanismo permite el acceso a frecuencias agudas de 16000 hertzios o mas, tanto en música como en voz combinando las vías de transmisión aérea y ósea.

El objetivo a alcanzar es corregir las conexiones sensorio-neuronales inmaduras o que no se han desarrollado correctamente.

Se estimulan las vías sesorio-neuronales desde el oído hasta la corteza cerebral, influyendo en las funciones de atención, velocidad de procesamiento y tiempo de reacción.

¿Cómo?

Se sabe que las ondas sonoras afectan al cuerpo de diferentes maneras dependiendo de sus frecuencias.

Las vibraciones de frecuencias bajas ( de 0 a 1000 Hertz).

Afectan al cuerpo y la función vestibular; los sonidos que no se pueden oír, se pueden sentir.

Esta zona está relacionada principalmente con el equilibrio y las funciones vegetativas y motoras.

Los tonos percibidos por el vestíbulo resuenan predominantemente en el cuerpo.

Las vibraciones de frecuencias medias (de 1000 a 3000 hertz).

Está relacionada con el habla, el lenguaje y la comunicación, porque esta banda de frecuencias aparece enormemente en la voz.

Las vibraciones de frecuencias altas (de 3000 a 20000 hertz)

Energetizan y afectan las operaciones mentales y psicológicas, se relaciona más con procesos asociativos y de pensamiento.