TOMATIS MALLORCA.COM

Estimulación Auditiva Neurosensorial "MÉTODO TOMATIS"

Señales de alerta para detectar problemas de audición "en la primera infancia"

 

En la mayoría de las ocasiones solemos ser los padres los primeros en sospechar que el bebé no oye bien.

Por ejemplo:

No gira la cabeza cuando le hablamos.

No reconoce su nombre cuando le llamamos

O no comprende instrucciones sencillas a medida que el bebé se va haciendo mayor.

Según la Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia en recién nacidos (CODEPEH) y la Fundación Widex Audiología, centro que ha desarrollado el primer audífono específico para bebés, algunas señales de alerta son:

PRIMER AÑO DEL BEBÉ (0 a 12 meses)

  • El bebé no reacciona o no se sobresalta ante sonidos fuertes. Por ejemplo, ante la caída de un objeto pesado al suelo, el sonido de una puerta que se cierra de golpe…
  • El bebé no emite ningún sonido o no gira la cabeza hacia sus familiares cuando le hablan.
  • El bebé deja de balbucear o los balbuceos pasan a ser gritos de alta frecuencia entre 6 – 8 meses.

SEGUNDO AÑO DEL BEBÉ (24 a 36 meses)

  • El bebé o niño pequeño no responde a órdenes sencillas, no conoce su nombre, no presta atención cuando le leemos un cuento o no consigue hacer frases de dos palabras.

TERCER Y CUARTO AÑO DEL NIÑO (más de 36 meses)

  • El niño no es capaz de mantener una conversación sencilla, no sabe contar lo que pasa o no consigue cantar o tararear.
  • El bebé o niño pequeño evita el contacto social y quizá se comporta de un modo agresivo. Esto puede indicar frustración por parte del niño debido a todos los malentendidos causados por la pérdida auditiva.
  • El niño se sienta cerca de la televisión, sube el volumen o pregunta frecuentemente ¿qué? cuando alguien le habla o si no responde cuando se le llama.